Escrito por: RangadeviDasi

 

“Atma Kriya Yoga es una oración en sí misma.”

Paramahamsa Vishwananda

 Cuando amas a alguien estás pensando constantemente en él. Siempre eres feliz cuando estás enamorado. Te sientes eufórico. Tu cara tiene un brillo y todos a tu alrededor notan lo feliz que eres. Lo mejor de todo es que cuando amamos de verdad, no esperamos nada a cambio. La mayoría de nosotros hemos experimentado esto en algún momento de nuestras vidas.

Ahora imagina si hiciéramos todo cada día con este amor. Imagina la energía positiva que emanaremos. Imagina el impacto que esto tendría no solo en nosotros mismos y en nuestra familia, sino en todos aquellos con los que entramos en contacto a diario. 

¿Y si hiciéramos nuestras oraciones diarias con este amor?

Si practicamos nuestras oraciones con amor y como una persona que realmente ama y no espera nada a cambio, entonces imagina el beneficio que serían no solo para nosotros sino para los que nos rodean.

En el Shreemad Bhagavad Gita Capítulo 2, Verso 47, Krishna dice que todos tenemos derecho a realizar una acción, pero no debemos preocuparnos por los frutos de nuestra acción. 

En otras palabras, debemos realizar nuestras oraciones y deberes, pero no esperar nada. 

Si nos preguntamos, «¿por qué rezamos? Rezamos porque deseamos sinceramente algo o rezamos porque deseamos el bien para nosotros y para los que amamos.

Atma Kriya Yoga es una oración en sí misma. Atma Kriya Yoga es amor.

Cuando practicamos Atma Kriya Yoga regularmente, esto se convierte en una oración. Practicar sin expectativas es Amor.

Compártelo
X