“Se trata simplemente de regocijarse en el Nombre de Dios y desarrollar tu relación con el gurú y Dios. Es una de las formas más fáciles de expresarme ante Él y, por esa razón, es increíblemente preciosa. Permite una vía u oportunidad para profundizar en esa conexión”.

Bhavani

Escrito por: KrishnaPriya

La sala de música en Shree Peetha Nilaya, el Ashram, está escondida en un discreto rincón del Salón de Krishna. La habitación en sí parece un refugio para instrumentos muy queridos. El suelo está decorado con armonios, tablas, mridangas y cojines de meditación. En la esquina hay un escritorio abarrotado de papeles y notas. La estantería está llena de carpetas para partituras musicales, escrituras y antologías de santos. Presidiendo todo esto está Saraswati-devi, lista para conceder su gracia a todos los músicos, fuertes y humildes, que entren allí.

Fue en esta sala donde me reuní con Bhavani y Aaradhakananda para preguntarles sobre la creación de «Llamando a Krishna», su nuevo EP. Cuando llegué, Bhavani estaba en la esquina cómodamente acurrucada entre cojines de meditación. Una mujer amable, profundamente inteligente y creativa, gran parte de su seva gira en torno al kirtan y las artes escénicas. Además de ser una cantante talentosa, ha escrito y dirigido muchas de las obras de Bhakti Marga en los últimos años. A pesar de su notoriedad dentro de Bhakti Marga, se sienta con elegancia y gran humildad, transmitiendo una sensación de confort a quienes la rodean.

En su último lanzamiento, «Llamando a Krishna», Bhavani se desvía del ritmo más animado que estamos acostumbrados a ver en ella y ambienta el escenario con un tono suave y melodioso, atrayéndonos a la dulce gracia de los Nombres Divinos. Cuando le pregunté sobre este cambio, dijo: «Creo que es algo que siempre me ha gustado, pero no sentí que existiera la oportunidad de hacer algo así en el templo, tal vez sea porque tenemos la costumbre de hacerlo de una manera más dinámica y vital, por eso este tipo de canciones las canto solo en la privacidad de mi propia habitación. Así que no es nada nuevo. Simplemente es algo que nunca me he sentido inclinada a mostrar públicamente». 

Para acompañar su voz, Aaradhakananda toca la guitarra, un instrumento que ha tocado desde la infancia, pero admite que se siente falto de práctica. Parecía muy feliz de tocar para Bhavani y dijo: «Es una de mis situaciones favoritas, simplemente tocar un instrumento con el que me siento cómodo y servir a alguien que realmente sabe cantar. Es uno de mis momentos felices. Pero me costó mucho trabajo porque estoy un poco oxidado».

Aaradhakananda es conocido como el músico principal de Bhakti Marga. Es alguien que parece ser capaz de tocar cualquier instrumento con una combinación inusual de precisión y libertad, pero su habilidad no supera su amor por compartir los Nombres Divinos a través del kirtan. En cada curso y taller que imparte, les dice a sus alumnos que “no hay razón lógica para ser tímidos al cantar kirtan porque no estáis cantando para vuestro vecino o para quien esté presente. Simplemente estáis cantando a Dios directamente. Es vuestra conexión con Él. Y Él os conoce mejor que nadie en este mundo».

Ambos artistas provienen de familias de músicos y expresan sentimientos similares cuando se les pregunta sobre su propio viaje y sus relaciones con el kirtan. Bhavani provenía de una familia de músicos de bhajans y se crio cantando. Nos cuenta: «También estaba rodeada de muchos supuestos cantantes profesionales. Así que la mayor parte del tiempo cuando cantaba era cuestión de golpear las teclas para que sonaran bien. Había mucho pensamiento involucrado detrás de esto. No sabía si realmente me estaba conectando con lo que estaba haciendo. La única vez que creo que comencé a entender de qué se trata el kirtan fue cuando Guruji entró en mi vida. Él dejó muy claro que, por supuesto, es necesario saber cantar, pero no se trata de ser un profesional, no se trata de dar la nota correcta, se trata simplemente de regocijarse en el Nombre de Dios y desarrollar una relación con el gurú y Dios».

Aaradhakananda también fue criado por músicos, pero nunca vio el kirtan como un camino hacia Dios. Era una actividad espiritual y divertida, pero recuerda haber pensado mal de otros que tenían el kirtan como su sadhana principal. «Tenía amigos vaisnavas de diferentes tradiciones en la ciudad, en Brasil. Simplemente se sentaban y cantaban el Nombre de Dios y yo pensaba: ni siquiera hacen pranayama, ¡no pueden sentarse en silencio durante cinco minutos! ¿Cómo pueden estos tipos pensar que van a alcanzar a Dios de esa manera? Simplemente saltan y cantan todo el día. Y luego, cuando conocí a Guruji, todo cambió. De hecho, después de años, le escribí a este amigo mío y le dije «Siempre tuviste razón».

Confiesan que no ensayaron mucho mientras montaban el EP. De hecho, eligieron las canciones y la clave que mejor encajaban con la voz de Bhavani y ese fue casi el final de su proceso de preparación, algo que nunca adivinaríais al escuchar las suaves melodías. Según se dice, incluso Guruji escucha regularmente «Sankata Harana«, la canción final.

Me pregunto si de alguna manera su falta de ensayo permitía más espacio para la improvisación y flexibilidad en la forma de tocar juntos. En cualquier caso, el EP brilla intensamente y engancha. Incluso mientras escribo esto, el EP está sonando de fondo, y me doy cuenta de que quiero alejarme de la pantalla y simplemente escuchar esa divina melodía. Tal vez esa sea la cuestión, ya que Aaradhakanda describe su seva con la música como «básicamente para difundir el Nombre de Dios, animando a la gente a cantar el Nombre de Dios, que es la cura para el mundo. Y no importa si están con la guitarra o el armonio, si están escuchando el álbum y cantando, si están recordando una canción y cantando en el coche, o si solo recuerdan la melodía junto con el Nombre de Dios en sus cabezas después de escucharla, de cualquier forma en que estén en contacto con el Nombre de Dios, eso es suficiente. Eso es lo que necesita el mundo». 

Kirtan consiste en regocijarse en el Nombre de Dios. En estos bhajans acústicos y conmovedores, la voz melodiosa de Bhavani apoyada por Aaradhakananada en la guitarra os lleva a la belleza del Nombre Divino. Aunque no hagáis nada más hoy, conectaos con el Señor a través de este sonido suave y sincero.

Compártelo
X